in ,

Así es la apuesta militar de México para atender la crisis migratoria

El Gobierno de México busca reducir el flujo migratorio exigido por EE.UU. en 45 días, un plazo impuesto por Donald Trump, y para ello apuesta por un plan que impulse el desarrollo y el empleo en el sur de su territorio, así como en Centroamérica.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que su país le demostrará al mundo que se puede enfrentar el fenómeno migratorio atendiendo las causas estructurales, al tiempo que ha aceptado el desafío de hacerlo por una vía humana y eficaz.

En sentido contrario, la estrategia del Gobierno mexicano contempla el despliegue del Ejército y la Marina por aire, mar y tierra en 23 cruces fronterizos al sur de la nación latinoamericana, en lo que ha sido visto por opositores de López Obrador y activistas como el verdadero ‘muro’ de Donald Trump.

«Donald Trump, como hábil negociador que es, logró su objetivo cantado a los cuatro vientos, en el sentido de que levantaría un muro en la frontera entre los dos países y que México lo pagaría.

El muro se levantó en la frontera surde nuestro país, con 6.000 elementos de la guardia civil y se reforzó en la frontera norte de México, con el compromiso de recibir a los migrantes centroamericanos que Estados Unidos no quiera, para que seamos, de facto, Tercer País Seguro, con los gastos que ello implica y pese a que el gobierno mexicano lo venía negando», escribió dos días atrás la diputada Pilar Lozano Mac Donald, del partido opositor Movimiento Ciudadano (centro-izquierda).

En cambio, para el coordinador del partido oficial Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, y quien acompañó a la delegación mexicana en las negociaciones en Washington, su país no se ha convertido en el muro de EE.UU.

«Yo no creo, porque las personas que están yendo a Estados Unidos no son mexicanos, y segundo porque también es un problema para nosotros. Si no hay un arreglo, un acuerdo, pues se van a quedar en México. Es un tema de corresponsabilidad (…) Qué es lo que hay que hacer, pues para eso se comprometió el tema de la Guardia Nacional, la verdad es que no hay frontera en el sur», dijo en entrevista con un medio local.

in embargo, el Gobierno mexicano insiste en demostrarle a Trump que es capaz de enfrentar el reto migratorio. «El acuerdo es importante para México porque tenemos posibilidades de demostrar que tenemos razón. Antes del viernes (7 de junio) era posible porque el acuerdo era ser tercer país seguro o los aranceles», dijo el pasado martes el encargado de las Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard. RT

Written by Karen Reyes

EE.UU. envía un destructor al golfo de Omán tras los ataques contra dos buques petroleros

Huelga general en Brasil contra el Gobierno de Bolsonaro en la inauguración de la Copa América