in

Carlos Riedel, legado de perseverancia, pasión por el periodismo y humanismo

Carlos Riedel
Don Carlos Riedel en la cabina de HRN.

Estamos de luto. Se ha adelantado en el camino a la eternidad el destacado periodista, connotado amigo y extraordinario ser humano, Carlos Eduardo Riedel.

“Ito”, como le llamábamos sus amigos y compañeros de trabajo, falleció en esta capital en la madrugada del domingo 20 de junio, debido a las secuelas de covid-19.

En HRN esperábamos su pronta recuperación y su regreso a la dirección del programa “Carlos Riedel Presenta”, que se transmite de lunes a viernes por La Voz de Honduras y Tsi. Sin embargo, los propósitos del Altísimo para la vida de Carlitos han sido otros y ayer domingo fue llamado a su presencia.

La partida de don Carlos Riedel nos causa consternación, nos llena de dolor y nos genera un vacío que llenamos con la esperanza de que descansa en paz y con los recuerdos acumulados durante todos los años que compartimos con él.

Nos deja una herencia fructífera y muchas lecciones aprendidas. Su legado pasa por la entrega con pasión al periodismo, la perseverancia, la amistad sincera, el buen sentido de las duras pruebas de la vida y la confianza puesta en el Todopoderoso.

No olvidamos que siempre que se dirigía a sus semejantes lo hacía con una afirmación categórica y verdadera: “Dios te ama”, con la que resumía su testimonio de cómo el poder divino le había sacado de las horas más difíciles de su vida y cómo El Señor le había transformado para bien.

Riedel comenzó en los quehaceres de la comunicación en los años 50 como animador. Llegó a HRN por esos designios de la vida, luego de realizar la transmisión de una sesión del Congreso Nacional sin tener conocimiento alguno de los procedimientos parlamentarios ni de cómo debía ser tratada una crónica legislativa.

Nuestro querido “Ito” rememoraba este momento de su historia profesional con mucha emoción, porque -según decía- esa vez tuvo que ingeniárselas para sacar al aire -él solo- la agenda parlamentaria: Se acercó a don Nahúm Valladares, que por aquel entonces era el periodista designado por HRN para cubrir el Poder Legislativo, y comenzó a repetir cada palabra de la narración de nuestro eterno Gerente General.

Lea: Estas fueron las últimas palabras de Carlos Riedel a su hija mayor Patricia Riedel antes de morir

En HRN, Carlitos hizo toda una carrera llena de obstáculos, de pruebas, de triunfos y reconocimientos. Inició como operador de la emisora ligada al corazón del pueblo hondureño. Para ese tiempo, se le bautizó como “Riedel Capa Roja”, gracias a una ocurrente frase del sobresaliente periodista Gustavo Acosta Mejía.

Trabajador y disciplinado, don Carlos desempeñó varios cargos en los departamentos técnico y administrativo en HRN y en Televicentro, hasta que llegó a ser una pieza clave en la creación de noticiarios, programas de opinión, foros y espacios especializados en entrevistas y debates.

Fue pionero de “Noticiarios Hoy Mismo” de Canal 3 en los 70. Muchos años después fue el precursor de un programa de debate, siempre en Telesistema Hondureño, hoy Tsi.

Su proyección le llevó a crear en la década de los 90 “Noticias de las 8” que hasta la fecha se transmite por HRN todos los domingos, un esquema que fue pensado para ofrecer una perspectiva de las informaciones al inicio de la semana.

Por esa época, junto con el ex coordinador de HRN, Alfredo Villatoro, Riedel le dio forma y vida a un programa que se denominó “Mesa Redonda”, un diálogo con invitados para poner en contexto las noticias.

Estuvo muchos años fuera de su casa, HRN. Y hace algunos años regresó para dirigir, como en efecto lo hizo hasta su muerte, “Carlos Riedel Presenta”, una propuesta novedosa dirigida a analizar los temas actuales con el criterio de entendidos en cada campo de su conocimiento y con la interacción del público a través de las plataformas digitales de La Voz de Honduras y de Tsi.

Don Carlos murió en paz, rodeado del amor de sus seres queridos. Sus compañeros y amigos le guardamos cariño, respeto y admiración. Le recordaremos por siempre, por su ejemplo de vida, sus credenciales de hombre apasionado por el sacrificado oficio del periodismo y su condición de ser humano que cayó y que se levantó. Es un alma buena que ya está en la eternidad. ¡Hasta luego, Ito!

Alcalde de Yamaranguila

Con una piocha, empleado mató al alcalde de Yamaranguila, Intibucá

Jornada de vacunación

Calendario de vacunación anticovid para hondureños de 50 a 59 años en Tegucigalpa y San Pedro Sula