in

Cinco claves para aprender a desconectarse del trabajo

mujer sentada de espalada admirando el mar
Recuerda que el tiempo humano no es una máquina y potencia tu crecimiento cuidando tu mente y tu cuerpo. Foto: Palabra Maestra

Si todos los días tus ocho horas laborales no te ajustan para cumplir cada tarea y terminas llevando el trabajo a la casa; tu trabajo es tu vida ¡Para!

Recuerda que el cuerpo humano no es una máquina; potencia tu crecimiento cuidando tu mente y tu cuerpo.

Algunas de las consecuencias de no aprender a desconectarnos del trabajo pueden ser: mal humor, insatisfacción y frustración personal, altos niveles de estrés, afectación en las relaciones personales, preocupaciones, agotamiento intelectual, sensación de vacío y soledad e incluso molestias físicas.

Para comenzar a despejar tu mente y cuidar tu salud estas cinco actividades pueden ser el punto de partida:

1.- Desconéctate de cualquier gadget

Estar conectados permanentemente a Internet, al correo electrónico, a las redes sociales o simplemente estar disponible en el teléfono celular son, en la actualidad, los principales factores que nos mantienen siempre conectados a situaciones laborales.

En la medida de lo posible apaga el celular, la tableta o la PC por lo menos un par de horas al día y olvídate de todo lo laboral.

2.- Otórgate un premio cada vez que tengas un logro laboral o personal

Puedes premiarte con tu platillo favorito o un postre; puedes ver tu película favorita o una que no hayas visto; puedes regalarte un paseo en fin de semana, etc.

Tal vez descubrirás cosas como que tiene dos años que no ibas al cine o que devoras tus alimentos sin disfrutar el sabor que más te gustaba de niño.

3. Haz ejercicio

Dedica por lo menos 30 minutos de actividad física al día o en su defecto, cada tercer día. Si no tienes preferencia por alguna actividad deportiva, basta con caminar durante 30 minutos.

Mujer corriendo
Aunque no seas un atleta, siempre puedes ejercitarte. Las actividades deportivas pueden ayudar a liberar el estrés.

4. Conversa

Busca conversaciones con tus familiares y amigos. Incluso durante la jornada laboral puedes disfrutar de conversaciones que nada tengan que ver con el trabajo, sólo busca el momento propicio.

Conversar con tus familiares más cercanos sobre su día es una excelente forma de relajarte del trabajo y disfrutar.

5. Retoma alguna de tus aficiones (hobbies)

Estas actividades son las te recargan de energía y te causan enorme alegría. Vuelve a patinar, a jugar ajedrez, a escalar una montaña, a dibujar, a pintar, a tocar la guitarra, a jugar fútbol, a bailar, etc.

La recomendación es que lo hagas cotidianamente para se te olviden las cargas de trabajo.

Mujeres Bailando
El baile puede ser una actividad para renovar energía tras un día cargado de trabajo.


Written by Massiel Gómez

En riesgo el aguinaldo de los empleados de Hondutel

Hondureños celebran el Día de los Fieles Difuntos