in

Con el Brexit, se acabó el bocadillo de jamón al entrar en la Unión Europea

El Reino Unido ya no será parte del bloque unido europeo.

Se acabó comer un bocadillo de jamón al entrar en la Unión Europea desde el Reino Unido. Las autoridades británicas advirtieron que estará prohibido introducir en el bloque productos de origen animal que contengan carne o leche a partir del 1 de enero, cuando el país abandone la unión.

«A partir del 1 de enero de 2021, no se podrá introducir en la Unión Europea productos de origen animal que contengan carne o un producto lácteo (como un bocadillo de jamón y queso)», precisó el gobierno británico en su página web esta semana.

Los primeros afectados por esta prohibición serán los conductores de camiones, que efectúan numerosos trayectos entre las dos zonas.

El objetivo de la medida es evitar la introducción de enfermedades contagiosas, ya que estos productos pueden transmitir agentes patógenos.

Además de la carne y la leche, se ven afectados por la medida todos los productos derivados, como el paté, los embutidos, la mantequilla o el yogur.

La norma prevé excepciones como la leche en polvo y la comida para bebés, la miel y los alimentos especiales para animales domésticos, con un límite de dos kilos por persona.

Los productos pesqueros (frescos o preparados) están autorizados, con un límite de hasta 20 kg por persona. Y los artículos de pastelería, galletas y caramelos están exentos.

«Todos los productos animales que no estén conformes a estas reglas tendrán que ser entregados a la llegada a la Unión Europea para su eliminación oficial», bajo pena de una multa o acciones penales, según el reglamento europeo.

Tras la salida de la Unión Europea el pasado 31 de enero, el Reino Unido abandonará el 31 de diciembre de 2020 a medianoche la unión aduanera y el mercado único europeo, al término de un periodo de transición durante el cual se han mantenido aplicando las reglas europeas.

Written by Agencia AFP

China acusa a Estados Unidos de ‘intimidación’ con lista negra de empresas chinas

Costa Rica lleva seis años generando casi toda su energía con fuentes renovables