in

¿Cuánto ha cambiado el bienestar laboral en las familias hondureñas?

1 de mayo: calles cerradas, tráfico, manifestantes enardecidos, policías antimotines y bombas lacrimógenas son solo algunos de los puntos que caracterizan a esta fecha en particular en muchos países del mundo.

El primero de ese mes se celebra protestando en conmemoración y homenaje a las víctimas asesinadas en Chicago, por participar en las jornadas de lucha por la reducción de la jornada laboral a 8 horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido 3 días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket.

133 años han pasado exactamente, y si bien las condiciones laborales han cambiado en muchas partes del mundo ¿habrá habido un cambio en Honduras?

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), para el 2017 la población total de Honduras es de 8,866,351, de los cuales 4,093,474 personas representan a la Población Económicamente Activa (PEA); en pocas palabras, menos de la mitad de la población total era mayor de 10 años y tenía trabajo o estaba buscando alguno.

Para 2018 la situación cambió un poco, pues según Cándido Ordoñez, titular del Observatorio del Mercado Laboral, de aproximadamente cuatro millones de PEA, 187 mil personas están buscando un trabajo y no lo encuentran, habiendo una tasa de 5.6% de Desempleo Abierto.

Subempleo

Aunque el Desempleo Abierto haya pasado de 6.7% en 2017 a 5.6% en 2018 la condición económica de la población no cambia, pues la reducción se debe a que muchas personas laboran en el subempleo.

“El gran problema que tienen (los hondureños) es la tasa de subempleo, que son las personas que trabajan, tienen un ingreso; pero su ingreso es muy bajo, de manera que no les permite cubrir el costo de la canasta básica familiar de alimentos. No digamos servicios, no los pueden cubrir. Estamos hablando de salarios de cuatro mil, cinco mil lempiras, seis mil y pueden llegar a siete mil”, mencionó Cándido Ordoñez.

Según datos del INE, el 64.3% de los hogares hondureños se encuentran en condición de pobreza, ya que sus ingresos están por debajo del costo de una canasta básica de consumo que incluye alimentos y otros bienes y servicios.

“Si ganan eso es imposible que estén cubriendo todas sus necesidades, entonces entran en lo que llamamos pobreza. El porcentaje de este subempleo en Honduras anda en 52% . Estamos hablando de que la tasa de desempleo abierto es de 5.6% del 2018 y el subempleo sube a 52%; y los problemas de empleo ya son mucho más altos; estamos hablando de cerca del 60% de problemas de empleo que enfrenta la población en edad productiva”, puntualizó Ordoñez.

Trabajo infantil

Según la Encuesta en Hogares del ente de estadísticas, la población infantil (5 a 17 años) es de 2,470.968, de la que el 70.9% se dedica solo a estudiar y 16.4% trabaja y estudia, es decir 405,238.75 niños trabajan; de los cuales 27,771.83 son del área rural y los restantes del área urbana.

Las actividades en la que estos menores laboran principalmente son la agricultura, silvicultura, caza y pesca con un 50.5%. En el comercio al por mayor o menor hay un 20.1%, en la industria manufacturera un 20.6%; y en la construcción un 3%.

Los mismos datos del INE reflejan los motivos principales del trabajo infantil, ya que el 40.7% de los hogares hondureños sufren de pobreza extrema, lo que quiere decir que, al haber tantas familias sin un sustento, los niños deben de asumir la responsabilidad de llevar dinero al hogar.

Las estadísticas apuntan a que la situación económica de los hondureños no mejorará. La convulsión debido a crisis política, en el sistema educativo, judicial y de la salud, sumándola el cinismo de las autoridades en casos de corrupción hacen que día a día se concentren las problemáticas que dañan al país.

Written by Giuseppe Santana

"Empleo por Hora" ha debilitado la estabilidad laboral en Honduras, según expertos

Abeja maya " Beecheii", la base de santuario empresarial hondureño