in

Debutó Mauricio Dubón

Mauricio Dubón es un beisbolista hondureño que como todos los seres humanos que conformamos este planeta, tiene metas y sueños, y el de el joven sampedrano era uno nada fácil de realizar: jugar en Grandes Ligas. Un deporte que en las naciones centroamericanas no tiene muchos simpatizantes.

Ningún jugador nacido y desarrollado en Honduras había jugado en las mayores pero el domingo pasado Mauricio fue el primero en hacerlo, al debutar con los Cerveceros de Milwaukee. El pelotero catracho juega en la posición de campo corto.

A diferencia de los prospectos internacionales del béisbol, Dubón no fue descubierto por un cazatalentos. Un grupo de una misión cristiana que estaba donando equipo de béisbol en Honduras y fue cuando el pelotero, de tan solo 15 años conoció a Andy Ritchey, a quien impresionó por el brazo y la velocidad del joven sampedrano.

Ese fue el primer golpe de suerte para Dubón. Los Medias Rojas hicieron ese sueño realidad cuando lo seleccionaron en la 26ta ronda de la lotería del 2013. Los jugadores en las menores son responsables por su propio equipo y comprar guantes y bates puede ser difícil para jugadores que ganan a veces 3.300 dólares por temporada.

Su hermano mayor le compró siete bates de madera, pero al inicio, Dubon vaciló en usarlos contra lanzadores que tiraban duro por temor a romper uno. En esa primavera, conoció a quienes son ahora dos de sus mejores amigos en el béisbol. Rafael Devers, que acababa de firmar por 1,5 millones. EL otro fue el cubano Yoán Moncada.

Al año siguiente, Boston cambió a Dubón a Milwaukee, donde continuó brillando. Un año después, regresó a Triple-A, donde estaba bateando .307, con 14 jonrones. Ha estado en la nómina de 40 jugadores de los Cerveceros en las últimas dos temporadas, lo que le significó un aumento a al menos 44.500 dólares por año, el mínimo de las Grandes Ligas.

Written by Abel Ilías

Medidas preventivas contra el dengue

Allanan en Perú la vivienda de la esposa del expresidente Humala por el caso Odebrecht