in

Editorial HRN: Solidaridad y esperanza en momentos de desgracia en Honduras

Eta
La identificación con la desgracia de los demás engrandece al ser humano, le hace más bueno y le redime en la razón de su existencia.

La solidaridad es el apoyo incondicional a causas o intereses ajenos, especialmente en situaciones comprometidas o difíciles. En la presente tragedia que se ha derivado de la tormenta tropical Eta, la solidaridad es la expresión que, en esencia, ha sido plasmada por la misma población hondureña hacia sus semejantes.

La identificación con la desgracia de los demás engrandece al ser humano, le hace más bueno y le redime en la razón de su existencia. Es un sentimiento de nobleza y de humanismo puro.

Fieles a nuestro compromiso con el pueblo en tiempos de angustia y de suprema necesidad, la Corporación Emisoras UnidasTelevicentro se ha unido a Las Fuerzas Armadas para responder al clamor de los prójimos en desventura por los caprichos de la naturaleza.

Te podría interesar: Cardenal Rodríguez: Estamos aplastados, pero no vencidos, caídos, pero no aniquilados

Los medios de comunicación con mayor liderazgo y confiabilidad en el país y la institución armada, comprometida con labores puntuales de colaboración con el pueblo, le hemos dado vida a una fusión por una causa noble.

Los hondureños han extendido su brazo a los damnificados por el meteoro que le ha arrebatado la vida a decenas de connacionales -en su mayoría menores de edad y jóvenes- que ha causado perjuicios incalculables a la infraestructura y que ha destruido gran parte de nuestra producción agrícola.

Los hondureños se han hecho eco del llamado a socorrer a nuestros semejantes. Ha sido notoria la afluencia masiva de personas de buen corazón a los diferentes centros de acopio que fueron abiertos para recibir primordialmente las donaciones de agua, alimentos y ropa destinada a quienes “lo perdieron todo” por razón del ciclón.

Y es que no podemos ser simples observadores de los infortunios de los demás, quedarnos de brazos cruzados ante el lamento de nuestros compatriotas o guardar un frío silencio a la desesperada solicitud de las víctimas de Eta que esperan asistencia y amparo en la actual fatalidad.

Hay que actuar, brindar la mano fraternal y poner de manifiesto la piedad y la misericordia hacia aquellos hombres, mujeres, jóvenes y niños en circunstancias de caos, ruina y desgracia.

Es momento de ayudar, de compartir y de enviar un mensaje a nuestros compatriotas en problemas que no están solos en su sufrimiento, porque la unidad de esfuerzos y de voluntades nos hace fuertes frente a las emergencias. Es el pueblo el que ha acudido en auxilio de los desamparados y de los que han quedado en la intemperie, literalmente sin nada.

Lea: ‘Alianza por la esperanza’ entre Emisoras Unidas, Televicentro y las Fuerzas Armadas de Honduras en apoyo a las familias afectadas por Eta

En los momentos más apremiantes, en los tiempos de emergencia, en los días de calamidad como ahora, es cuando HRN, La Voz de Honduras, ha sido el brazo de apoyo de los necesitados.

Así ha quedado en evidencia en la presente eventualidad, en la que Emisoras Unidas-Televicentro y Las Fuerzas Armadas hemos integrado una “Alianza para la Esperanza”, con el objetivo de hacer causa común con los hermanos hondureños en apremio.

Se trata de llevar esperanza, de levantarnos de las pérdidas, de emerger de las ruinas y de reconstruir lo que hemos perdido para generar nuevos bríos, crear más oportunidades y allanar nuevos caminos hacia el desarrollo. Así lo hemos hecho y de ello dejamos constancia los medios históricos, emblemáticos y creíbles de Honduras: Emisoras Unidas y Televicentro, porque hemos estado y seguimos ligados al corazón del pueblo.

eta

Tormenta tropical Eta a punto de convertirse de nuevo en huracán al llegar a Florida, Estados Unidos

PIB

Déficit fiscal de Honduras será de 10 por ciento del Producto Interno Bruto en 2020