in

El Banco Central de Honduras mantiene la tasa de su política monetaria en 3 %

El Banco Central de Honduras mantiene la tasa de su política monetaria en 3 %

El Banco Central de Honduras (BCH) anunció el sábado (19.12.2020) que decidió mantener intacta su política monetaria en 3 por ciento anual, al tomar en consideración la evaluación económica nacional y externa, así como sus perspectivas.

El organismo hondureño indicó en un informe que, según proyecciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la actividad económica mundial este 2020 mostrará «una menor contracción (-4.2 por ciento) respecto a lo estimado en septiembre de 2020 (-4.5 por ciento) debido a la apertura de la economía».

Además, por los esfuerzos de política monetaria y fiscal para mitigar los efectos económicos causados por la pandemia y los avances en las vacunas y los tratamientos contra la enfermedad, que en Honduras ha afectado a 116,212 hondureños y se ha cobrado la vida de 3,023 personas.

La OCDE espera «un menor crecimiento global para 2021 (4,2 por ciento) con respecto a estimaciones previas (5 por ciento), al considerar que la caída prevista para 2020 será más moderada y que la inversión tendrá una lenta recuperación, dada la incertidumbre ocasionada por la pandemia», añadió.

Sin embargo, se espera que el consumo privado contribuya a la recuperación económica, impulsado por las medidas implementadas por los Gobiernos para apoyar a los hogares.

Sobre las materias primas para la economía nacional, los contratos futuros para el cierre de 2020 indican que el precio del del West Texas Intermediate (WTI) se ubicaría en alrededor de 47 dólares por barril, y el precio del café en 119 dólares por saco, costos superiores a los previstos en la reunión de noviembre pasado (42 y 109 dólares, respectivamente).

PIB se contraerá entre 9 y 10 por ciento

En el contexto local, la economía de Honduras ha denotado «una menor contracción» desde agosto, registrando a octubre una variación acumulada negativa de 8,4 por ciento, «más baja» que la observada en julio de 2020, cuando se reportó «la caída más profunda (-10.2 por ciento).

La mejoría, según el Banco Central, es atribuida a la reapertura gradual de la economía hondureña. Las actividades que contribuyeron a la menor caída del Índice de Mensual de la Actividad Económica (IMAE) son manufactura; construcción privada y comercio.

«El escenario actualizado incorpora los efectos de las tormentas tropicales recientes (Eta e Iota), estimándose una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) en un rango de -10 por ciento a -9 por ciento en 2020, mayor que lo proyectado previamente», agregó.

Pese a la combinación de choques a los que ha estado expuesta la economía hondureña, la posición externa del país se mantiene «fortalecida», registrando al 14 de diciembre un saldo de reservas internacionales netas de 7,843,3 millones de dólares, lo cual permite una cobertura de 8,7 meses de importaciones.

El saldo de las reservas netas obedece al mayor financiamiento externo recibido para mitigar los efectos de covid-19, una reducción de las importaciones, y la recuperación en el flujo de remesas familiares, señaló el emisor.

La inflación interanual se mantiene por debajo del punto medio del rango de tolerancia, ubicándose en noviembre pasado en 3.82 por ciento, mientras que los pronósticos de corto y mediano plazo para el cierre de 2020 señalan que la inflación se mantendría «cerca del punto medio del rango de tolerancia (4 por ciento ± 1.0pp)».

La evolución reciente del crédito al sector privado muestra que en los últimos meses la cartera se ha expandido en alrededor del 5 por ciento debido en parte a la reapertura de la actividad económica y a las medidas implementadas por el BCH para facilitar el acceso al crédito a los sectores más vulnerables, indicó el documento.

Written by Agencia EFE

Costa Rica lleva seis años generando casi toda su energía con fuentes renovables

PALMAda del Vida a los Lobos en el Nacional y el Rojo pone un pie en semifinales