in

El 90% de empleos por hora se concentran en el Distrito Central y en San Pedro Sula

Empleo
Si la ley es anulada, los sectores más afectados serán el turismo.

Siete de cada diez personas en Honduras se quejan de tener problemas de empleo. En el país, cerca de un millón están desalentados; es decir, ya no buscan trabajo, porque están convencidos que no lo van a encontrar.

A partir de estas cifras, sectores vinculados con el comercio y la industria insisten en que lo más conveniente es discutir los posibles puntos en los que tendría que ser ajustada la Ley de Empleo por Hora, en lugar de derogarla.

Como se ha indicado en fuentes del Poder Legislativo, la próxima semana se iniciará la consulta con representantes de la empresa privada y de los trabajadores, en torno a la normativa que está vigente desde 2014 y cuya aplicación el diputado Juan Barahona ha propuesto que se deje sin efecto. 

Es necesario conocer si se está dando cumplimiento a la Ley de Empleo por Hora, han señalado miembros de la Comisión de Dictamen del Congreso Nacional.

Los informes en poder de estos legisladores, destacan que en muchas empresas nueve de cada diez colaboradores están contratados por hora, en violación a lo que establece dicho cuerpo normativo.

Te podría interesar: Editorial HRN: La desafortunada idea de derogar la Ley de Empleo por Hora

El proyecto para anular la Ley de Empleo por Hora debe debatirse a la luz de las condiciones del trabajo decente en Honduras, con el objetivo de impulsar el crecimiento económico y el progreso social, han razonado defensores de los Derechos Humanos.

A nivel nacional son 699,000 los hondureños acogidos a la modalidad de trabajo por jornada parcial. Las cifras de las cámaras de comercio señalan que en Tegucigalpa hay más de 400,000 hondureños beneficiados y en San Pedro Sula son 227,000.

El resto están distribuidos en La Ceiba, Atlántida; Choluteca; Danlí, El Paraíso; Comayagua; El Progreso, Yoro; y Santa Rosa, en el occidental departamento de Copán.

Si la ley es anulada, los sectores más afectados serán el turismo, donde unos 100,000 hondureños tienen ingresos gracias al empleo por hora, y las pequeñas y medianas empresas (PYMES).

Hay que hacer notar que, en este último sector, no se ha logrado la recuperación ni siquiera del 50 por ciento de los 300,000 empleos perdidos a causa de la pandemia y si la Ley de Empleo por Hora es derogada, se perderán todos los puestos de trabajo que aún están en pie.

Los entendidos en la lectura de los problemas de la realidad nacional sostienen que la clave para crear más fuentes de trabajo y aliviar la pobreza es crear las condiciones que faciliten la llegada de inversión.

Jóvenes

BCIE lanza programas de becas que benefician a 1,200 jóvenes centroamericanos

Medicamentos

‘No vamos a ser tapadera’, advierte ministro José Manuel Matheu ante hallazgo de medicamentos vencidos