in

Estas son las instituciones estatales morosas con la ENEE

Estatales morosas.
Estatales morosas.

A la fecha las instituciones estales le adeudan a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) por concepto  de suministro de energía eléctrica una suma que los supera tres mil 600 millones de lempiras.

La lista de entidades deudoras con la ENEE, la encabeza el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA) con una deuda que supera los 800 mil millones de lempiras, la Secretaría de Defensa arrastra un saldo de 400 millones de lempiras.

Mientras que la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) reflejaba una factura pendiente por el orden de los 370 millones de lempiras. La Secretaría de Salud no ha hecho efectivo su pago de 187 millones.

La cartera de Educación tiene una deuda pendiente de 128 millones de lempiras, la Secretaría de Mi Ambiente con 50 millones y el Distrito Municipal de Deportes de San Pedro Sula 53 millones.

Entre tanto, el Hospital Escuela con una deuda de 38 millones de lempiras, el Hospital Mario Catarino Rivas con 34 millones y el Instituto Hondureño del Seguro Social (IHSS)

La Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) y el Sistema Nacional de Emergencia adeuda un total de 22 millones de lempiras al cierre de 2019.

Entre enero y diciembre del año pasado, las instituciones de la Administración Central abonaron a la deuda con la ENEE la suma de 96 millones de lempiras y las autónomas lo hicieron por un monto de 97 millones.

De acuerdo con los informes de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, tanto las dependencias centralizadas como los entes autónomos facturaron el año pasado sobre la base de una tarifa de cuatro lempiras con 74 centavos el kilovatio-hora en el primer semestre del año anterior.

Noticia relacionada: Estos son los lugares donde se registra el mayor hurto de energía eléctrica en Honduras

Caravana de migrantes.

Rumbo hacia los Estados Unidos nueva caravana de migrantes hondureños

Hondureños inician el éxodo migratorio.

Ministro de Seguridad a migrantes: «Ojala se arrepientan y regresen»