in

Fondos aprobados para pandemia: respuestas más contundentes piden diversos sectores sobre manejo de 80 mil millones

Fondos del covid-19
Empleados de funerarias en cuarentena. Foto El Sol.

Hay muchas dudas que las autoridades no han respondido sobre la utilización de los fondos aprobados para enfrentar la pandemia provocada por el covid-19.

¿Quiénes son los proveedores y en qué se ha invertido cada centavo?, se han preguntado representantes del sector empresarial, quienes han exigido una explicación pronta.  

Ante la emergencia del covid-19 no debe haber cabida para actos de corrupción ni para aquéllos que quieran sacar provecho de la situación para obtener beneficios personales.

Dirigentes de la iniciativa privada han demandado que todos los actos deshonestos sean denunciados de inmediato y que se proceda contra los culpables, porque “Honduras ya no debe tolerar más este tipo de menesteres”.

Como se recuerda, el mandatario, Juan Orlando Hernández, se ha comprometido a no permitir que ningún aprovechado del sector público ni privado pretendan sacar ventaja de la emergencia.

Funcionarios de la Secretaría de Finanzas se han limitado a exhortar a la población a ingresar en el sitio virtual en el cual se ha colgado información referida a las compras y adquisiciones efectuadas en la actual emergencia.

De su parte, los magistrados de Tribunal Superior de Cuentas han afirmado que están vigilantes de que los recursos públicos dirigidos a enfrentar la crisis sean manejados con transparencia.

Son varios los sectores que han pedido que en las acciones de veeduría y fiscalización para garantizar el correcto empleo de los fondos, sean integrados el Consejo Nacional Anticorrupción y el Foro Social de la Deuda Externa (FOSDEH).

Un análisis desarrollado por el FOSDEH, pormenoriza que para el abordaje del covid-19, en Honduras han sido aprobados más de 80,600 millones de lempiras.

El informe detalla que el 10 de febrero el Poder Ejecutivo destinó 110 millones de lempiras para combatir el dengue y, en aquel entonces, la posible llegada del nuevo virus.

El 11 de marzo, el Poder Ejecutivo pidió al Congreso Nacional una línea directa de 623 millones para la adquisición de trajes de protección, hospitales móviles y ventiladores mecánicos y otras emergencias.

Dos días después, el 13 de marzo, se le dio luz a la Ley Especial de Aceleración Económica y Protección Social que implica una suma de 10,450 millones de lempiras.

El 17 de marzo, un nuevo decreto ejecutivo allanó la ruta para más de 3,600 millones del Presupuesto que fueron destinados a manejar la emergencia.

Para finales de marzo, el Fondo Monetario Internacional había divulgado un comunicado respecto a una transferencia de 3,550 millones para combatir la pandemia en el país.

Otra línea de 62,220 millones fue habilitada el 2 de abril, con el objetivo de facilitar la contratación de préstamos nacionales y extranjeros siempre bajo la sombrilla de la peste.

En total, son más de 80,600 millones de lempiras que han sido puestos en arca para amortiguar el golpe del covid-19 y que necesitan estar sujetos, centavo por centavo, a una estricta rendición de cuentas para desvanecer las dudas que ya afloraron respecto a su inversión.

Polideportivo

Así luce el Polideportivo de la UNAH, listo para recibir pacientes con covid-19

Comunicado de la CCIC en relación a declaraciones de Ebal Díaz.

Pedro Barquero: La economía es un paciente que entrará en coma y si no le inyectamos suero se nos morirá