in

Hombre murió electrocutado al intentar apagar un incendio en un aire acondicionado

Aire acondicionado quemado
El hecho ocurrió en Piaggio al 1800, en Castelar, Argentina.

Un hombre murió electrocutado el martes 11 de enero en el Área Metropolitana de Buenos Aires, Argentina, al intentar apagar un incendio que se generó en un aire acondicionado que tenía en su casa.

La víctima, el uruguayo Fernando Rivera de 41 años, arrojó un balde de agua sobre el artefacto electrónico para sofocar las llamas que se iniciaron en su motor.

Al realizar la acción, recibió una descarga eléctrica que le quitó la vida en el momento, según el sitio Télam.

El accidente doméstico es investigado por la Fiscalía argentina, quien muestra el caso como “averiguación de causales de muerte”.

Esto, a fin de investigar lo que ocurrió en la vivienda, ya que esta semana en la capital argentina se vive una “ola de calor”.

“Las causas del incendio del aire acondicionado son materia de investigación, se sospecha que puede estar relacionado a los cortes de energía que hubo en medio de las altas temperaturas en la zona que superaron los 40 grados”, según Adriana Suárez de la Fiscalía.

Sin energía eléctrica en la zona

La situación dejó sin suministro eléctrico a alrededor de 700 mil usuarios, entre ellos a vecinos del hombre fallecido.

Por su lado, el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA) informó que ya había ocurrido un suceso similar en Buenos Aires, aunque sin víctimas fatales.

En horas de la tarde se incendió un generador eléctrico que estaba en la terraza destinada a la atención de pacientes ambulatorios y obligó a evacuar a la mayoría de las personas del edificio.

Su director médico, Alberto Alves, indicó que previo al siniestro hecho “se cortó la luz” lo que hizo que el el artefacto se quemará.

También: Policía tira la olla de tamales de un adulto mayor en México

Written by Karen Sierra

asaltantes en una joyería de México

Vídeo captó momento de asalto en joyería mexicana

angie peña

Papá de Angie: ‘Pido a las autoridades que empiecen una investigación seria, mucha apatía’