in

Limeños continúan bajo el agua; Copeco alerta que nuevos desbordamientos de ríos Ulúa y Chamelecón agudizarían inundaciones

honduras huracán eta iota
Tras las inundaciones, los hondureños han tenido que recurrir a lanchas para realizar rescates en las zonas afectadas.

El municipio de La Lima, en el departamento Cortés, amaneció una vez más bajo el agua debido a las recientes lluvias registradas la noche del sábado (21.11.2020) en el norte de Honduras, por lo que la pesadilla de Iota sigue presente entre los afectados.

De acuerdo con la Secretaría de Gestión del Riesgo y Contingencias Nacionales (Copeco), las lluvias obedecen a los remanentes que dejó el paso la tormenta tropical Iota en su paso por Honduras, por lo que alertaron sobre nuevos desbordamientos de los ríos Ulúa y Chamelecón.

La Lima es uno de los lugares más afectados en el Valle de Sula por el devastador paso de los dos fenómenos naturales, Eta e Iota, que dejaron estragos en la mayor parte de Honduras en las primeras semanas de noviembre.

Por lo anterior, los ríos Ulúa y Chamelecón, dos de los más caudalosos del país, se han desbordado provocando fuertes inundaciones en la mayor parte de la zona norte del país, dejando bajo agua los municipios de La Lima, Pimienta, Potrerillos y Omoa, en Cortés. No obstante, la crecida en su caudal permanece, por lo que no se descartan nuevos desbordamientos.

En ese sentido, estas zonas permanecen bajo alerta, pues las incesantes lluvias seguirán registrándose en las próximas horas en el norte de Honduras. Por lo que, autoridades instan a los afectados por Iota a que no abandonen los albergues tratando de regresar a su vivienda inundada, pues el peligro sigue latente.

Según el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco, se estima que para este fin de semana y lunes y martes, una vaguada seguirá causando lluvias en el país, en especial en la parte norte, noroccidente y occidente del país.

Se pronostican al menos 48 horas continuas de lluvias, por lo que Cenaos indicó que la lluvia acumulada hará que los niveles de los ríos y quebradas adheridos a los ríos Chamelecón y Ulúa aumenten, agudizando la inestabilidad en los suelos, ya saturados y vulnerables a deslizamientos.

Vea además: Imágenes: Desolada y llena de basura se encuentra La Lima tras el paso de Iota

coronavirus honduras sinager

Honduras: diez de cada 100 albergados están positivos de coronavirus tras el paso de Eta e Iota

cardenal oscar andres rodriguez

Cardenal Rodríguez: No podemos ser contagiados por el virus de la indiferencia