in

Hospitales móviles: ¿La historia de carpas que no entran en operación, sobrevaloradas en L800 millones?

hospitales moviles honduras
Honduras adquirió siete hospitales móviles por un monto de 48 millones de dólares.

Los hospitales móviles son la historia turbia de despilfarro de recursos destinados a atender la pandemia del covid-19.

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) estima que tales unidades temporales fueron sobrevaloradas en 800 millones de lempiras.

Como se sabe, Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) desembolsó 1,200 millones de lempiras (48 millones de dólares) para su compra amañada.

De las siete estructuras que fueron adquiridas en Turquía, a través de una empresa de dudosa confiabilidad, apenas una -la que fue instalada en San Pedro Sula, Cortés– está en funcionamiento a mediana intensidad.

El hospital de Tegucigalpa no comenzará a brindar asistencia a los pacientes covid sino a finales de enero, bajo la administración del Hospital Escuela, de acuerdo con lo que se ha informado preliminarmente en la secretaría de Salud.

Para las unidades que fueron compradas para su funcionamiento en Copán, Choluteca, Atlántida, Olancho y El Paraíso, ni siquiera existe fecha definida para la apertura de sus puertas a los infectados por el nuevo virus.

Un grupo de médicos que mantienen una posición crítica sobre la gestión epidemiológica, han catalogado los hospitales móviles como «carpas», «monumentos a la corrupción» o «monstruos blancos inoperantes».

Todo el proceso de adquisición de tales centros asistenciales temporales ha estado marcado por gestiones ilegales, negociaciones oportunistas y acuerdos bajo la mesa.

La Fiscalía tiene abierto un expediente sobre el tema; sin embargo, la mayoría de los sectores de opinión pública duda que se lleve a su término y que el castigo caiga sobre los responsables de haber mal utilizado 1,200 millones de lempiras.

De manera casi generalizada se ha tildado como uno de los más grandes actos de corrupción en tiempos de pandemia, a tal grado que ha sido difícil concretar acuerdos de administración de los hospitales móviles.

Se recuerda que meses atrás, La Cruz Roja se desligó del plan de gestión de la red de dichos centros adquiridos para tratar a los infectados por el nuevo virus.

Los especialistas han adelantado que 2021 será un año muy difícil en cuanto a la evolución de la pandemia, pese a la llegada de la vacuna, y hasta podría resultar «desastroso» por el descontrolado incremento en la cifra de casos positivos y de decesos por el covid.

¿Y los hospitales móviles?

Vea además: Vigilancia y auditoría, los criterios que deben condicionar compra y distribución de vacuna en Honduras, demandan sectores

Honduras se acerca a los 117,000 casos y alcanza los 3,025 muertos por covid

La agricultura de Honduras no logra recuperarse de estragos de huracanes