in

Libres y liberales culpan a nacionalistas de poner zancadillas a Ley Electoral para gestar fraude

Ley Electoral
Momento cuando un hondureño ejerce el sufragio en el Honduras.

A todas luces, los políticos están metidos en un nuevo juego que impide la pronta aprobación de la nueva Ley Electoral compuesta por 330 artículos, de los cuales ya han pasado 280.

Se le han colocado más zancadillas al cuerpo normativo, a unos cuantos días para que concluya el plazo que establecen las leyes para tal propósito.

Los miembros de las bancadas de Libre y Liberal han acusado frontalmente a los nacionalistas de haber cambiado a última hora los acuerdos a que habían llegado los tres partidos.

Representantes de Libertad y Refundación revelaron que el dictamen de la nueva Ley Electoral había sido consensuado; sin embargo, los congresistas azules introdujeron algunas modificaciones que son relacionadas con la presunta intención de fraguar un nuevo fraude, mediante el tráfico de credenciales y manipulación de los resultados.

Tales reformas están referidas básicamente a cómo estarían conformadas las mesas electorales y la distribución de las cuotas de representación en tales instancias.

Congresistas liberales han deplorado, igualmente, que se esté dando al traste con la adopción de un nuevo fundamento legal en materia electoral y han acusado a los diputados del Partido Nacional de boicotear la nueva ley.

En respuesta, directivos del Congreso han señalado que son los miembros del Partido Libre quienes no tienen intención alguna de respaldar la aprobación de la nueva Ley Electoral, porque «no se sabe a qué le apuestan».

Tanto los diputados de Libre como los que representan al liberalismo, han cuestionado los traspiés que también se colocaron a las propuestas de reformas profundas como el voto revocatorio, el balotaje o segunda vuelta, las restricciones para mantener con vida a los partidos que no alcancen su capital y el límite de la reelección presidencial.

El sistema político del país requiere una reforma integral, más allá de una nueva ley, a juicio de analistas de organismos no gubernamentales.

Los estudiosos del arte de ejercer el poder, han llegado a una conclusión: La clase política no ha hecho lo que le corresponde por mandato, ya que -en lugar de avanzar en la transparencia de los procesos de consulta popular- se ha retrocedido a merced de los «politiqueros».

Cada vez es mayor el descontento de la población con los políticos, creciente el descrédito en que están sumergidas las instituciones partidarias, más hondo el vacío de liderazgo y mayores los riesgos a los que está expuesta la democracia hondureña.

Analistas locales entrevistados por HRN, concuerdan en que Honduras necesita un relevo generacional de la clase política para terminar con las confrontaciones ideológicas y los intereses mezquinos de los líderes partidarios que van en menoscabo de la democracia participativa y del poder de las mayorías.

Te podría interesar: Editorial HRN: trampas a la nueva Ley Electoral de Honduras

Lluvias en Honduras

Lluvias con actividad eléctrica se registrarán durante este fin de semana en estas zonas de Honduras

Tormenta Ana

«Ana», primera tormenta del año en el Atlántico, se forma cerca de Bermudas