in

OPINIÓN | La final de la Eurocopa 2020

Confirmando lo que escribí el pasado 25 de junio, el vencedor del duelo Alemania e Inglaterra -válido por los octavos de final-, llegó a la final de la Eurocopa 2020.

La situación aparecía mucho más favorable para estas selecciones porque en esa senda, estaban los cruces Suecia-Ucrania, Países Bajos-República Checa y Gales-Dinamarca. Veíamos, pues, que existía una sensible diferencia cualitativa en los niveles que habitualmente pueden presentar estas selecciones.

Por esa razón, afirmé que el ganador de la llave entre Alemania e Inglaterra podría volver a Wembley, para la final del 11 de julio.

Inglaterra pudo dar cuenta de Ucrania por goleada y de Dinamarca en alargue. Ahora su rival será Italia (…) Afirmábamos que llegaría a la final, pero sin asegurar que la ganaría.

Lee también: Inglaterra clasifica a la final de la Eurocopa 2020 a costa del sueño danés

La fortaleza y resistencia que los italianos demostraron ante el superior nivel de España, alcanza y sobra, para definirla como un escollo muy duro para los ingleses.

Eso sí, ambas escuadras han demostrado una gran solvencia defensiva y ese mérito representa más del 50 por ciento del éxito.

Tal vez haya una leve ventaja para Inglaterra en la contundencia ofensiva, donde Sterling, Kane y Saka aparecen con mejores relevos -Mount, Foden, Grealish, Rashford- que los que poseen Chiesa, Immobile e Insigne.

En un partido intenso, con muchos roces, y donde el arbitraje debe mostrarse con carácter y determinación, por los conceptos arriba expuestos, le ponemos la ficha ganadora a los inventores del fútbol.

Te podría interesar: Fabián Coito, técnico de La H, sobre la Copa Oro 2021: ‘Hay que convencerse de que las cosas se pueden lograr’

Written by Julio Núñez

incendio de grandes proporciones honduras

Tras pavoroso incendio, colapsa techo de inmensa bodega de artículos en Tegucigalpa y las paredes a punto de ceder

enee

En un 20% se incrementa factura de energía eléctrica, a causa de pérdidas de la ENEE