in

Pandemia, “bandidos” y “aprovechados”

Corrupción en Honduras.
Corrupción en Honduras en medio de crisis.

Un tinte de gravedad han tomado las denuncias sobre el manejo “inadecuado” y “oscuro” de los fondos colocados para responder a la urgencia epidemiológica.

Las dudas acerca de la gestión de la crisis han surgido “a raudales” desde que fueron aprobadas las millonarias líneas de financiamiento y se dio inicio a los procesos de compra.

Como sabiamente lo han expresado los más reconocidos dirigentes de la iglesia, la corrupción “echa por tierra todo liderazgo y lo lanza de nuevo a la desconfianza y a la ingobernabilidad con fatales consecuencias para Honduras”.

La reflexión viene a propósito estos días, cuando hemos escuchado altisonantes  acusaciones respecto a la incorrecta administración del dinero colocado para la adquisición de insumos, equipo médico, hospitales móviles, medicinas y alimentos, dentro del programa de atención a la pandemia.

En este barullo toman fuerza las sospechas -unas fundamentadas, otras sin bases sólidas- en el sentido que hay una intensa movilización de aprovechados que quieren hacer su negocio y sacar beneficio de la desgracia que ha traído la pandemia.

Y en dicho expediente de suposiciones figuran, tanto funcionarios -en maridaje con algunos empresarios- como alcaldes y subalternos, sobre quienes gravitan muchas dudas de su actuación en la urgencia actual.

Son demasiadas las preguntas y todavía muy breves e incompletas las respuestas ofrecidas acerca de cómo son administrados e invertidos los recursos de la pandemia del Covid 19.

Los informes colgados en los sitios virtuales resultan, en muchos casos, fragmentados y confusos. No satisfacen las expectativas de quienes necesitamos saber si las estratosféricas sumas asignadas para contrarrestar los efectos de la plaga son manejadas con manos limpias y propósitos honestos.

Esto explica por qué son enérgicas y crecientes las demandas dirigidas a fortalecer la plataforma de veeduría y auditoría social con la amplia y  plural participación de organismos y personalidades de probada credibilidad.

La pandemia del Covid 19 abre una valiosa oportunidad para que los hondureños rompamos la inveterada costumbre de convertir las adversidades y calamidades en terreno fértil para la corrupción.

Es una práctica torcida que nos han sumido en la desgracia social, la decadencia moral y en el declive económico. Por lo mismo, no hay que permitir que en la contingencia de estos días tomen provecho “los ladrones” y “bandidos” a los que hizo alusión hace algunos días el cardenal, Oscar Andrés Rodríguez.

¡Que se impongan la verdad y la rendición de cuentas claras en la actual crisis de magnitud insospechada, porque la prioridad es salvar vidas, garantizar el derecho inalienable de los hondureños a la salud y procurar, en lo que sea posible, el fortalecimiento de las bases de un mejor país”.

Baja Producto Interno Bruto

Economía de Honduras retrocederá entre tres y cuatro por ciento, según proyecciones oficiales

Cruz Roja Hondureña en medio de crisis por covid-19.

Tres voluntarios de la Cruz Roja se contagiaron de covid-19 en la zona norte de Honduras