in

Pastor hondureño de ‘Mi Viña’ no descarta crear un partido político para ‘solucionar los problemas del país’

Pastores en Honduras
Un hombre leyendo la Biblia en una Iglesia.

El pastor de la iglesia «Mi Viña», Mario Tomás Barahona, no descartó el viernes (25:09.2020) la idea de que pastores evangélicos conformen un partido político a futuro para solucionar los problemas del país con sabiduría y sin corrupción.

Barahona detalló que actualmente los líderes religiosos no pueden participar en cargos políticos.

Por consiguiente, Barahona dijo que «se presentó un proyecto para que se quitara de la Constitución de la República el artículo 77 donde se restringe a los hombres de Dios a participar en política”.

Sin embargo, indicó que las bancadas de los partidos tanto Liberal como Libre se opusieron a la acción de eliminar la barrera.

«Es un egoísmo maligno, porque los pastores son ciudadanos no se les puede menospreciar como hondureños. Muchos quisieran tener un pastor dirigiendo el destino del país, la situación fuera diferente”, declaró.

Claramente Barahona expuso que  “no se descarta la posibilidad de participar en política, nosotros seguimos educando con la moral a muchos niños, jóvenes, hombres adultos, pero hoy si un pastor habla de política lo matan creo que no quieren buenos hombres, la pasión del color político pesa más que la honorabilidad de un ser humano”.

Además, dijo “nosotros no vamos por un cheque, iríamos por el bien de cada hondureño, nos exponemos a que nos difamen, pero seguiremos luchando”, finalizó.

Los pastores del país han sido duramente criticados en las últimas semanas por la solicitud de la Confraternidad Evangélica de Honduras de un bono solidario para los religiosos de la tercera edad, equivalente a 10 mil lempiras.

Noticia relacionada: Fumero: ‘Un pastor no debe aceptar ayuda del Estado. En Honduras hay iglesias poderosas que pueden ayudar a sus pastores’

Written by Damaris Torres

vehículo

Camioneta embiste a multitud en manifestación en Estados Unidos, todo quedó en vídeo

pedro

Pedro Barquero califica como ‘basura’ los hospitales móviles adquiridos por Invest-H