in

Plan piloto en marcha para reactivación del transporte

Sector Transporte Honduras.
Sector Transporte Honduras.

Los ensayos para el regreso de la actividad del transporte público inician esta semana. En la capital, un grupo de taxistas volverán a circular y, en San Pedro Sula, el plan piloto se pondrá en ejecución con un número limitado de autobuses que trasladan a los empleados de las maquilas.

El transporte es uno de los sectores que se ha mantenido más vigente en sus reclamos al Gobierno. Los empresarios y los operadores de los taxis y de las moto-taxis provocaron en días pasados un caos en las principales ciudades.

Como se sabe, los trabajadores del rubro mantuvieron tomas en el Distrito Central, Choloma, Juticalpa, Comayagua y La Paz, con el fin de exigir la reactivación total de la actividad.

Sostienen que, después de más de 70 días de confinamiento, ya no pueden sostener una situación que ellos definen como “calamitosa” y arguyen que se están “muriendo de hambre”, que no tienen dinero para la compra de medicinas, ni para realizar el pago del alquiler de sus casas; tampoco para cubrir otras necesidades.

No están conformes los transportistas en la modalidad de los taxis con un simple proyecto de “ensayo y error”, sino con el restablecimiento total de su oficio y con la entrega de un bono compensatorio por todos los días que no han laborado.

Se resisten a trasladar solamente la mitad de los pasajeros y adecuar los automóviles a las disposiciones de prevención y protección del Covid-19, porque aseguran que no disponen del dinero suficiente para tales gastos.

La misma solicitud para volver cuanto antes a su circulación han planteado los transportistas de los autobuses de la ruta urbana e interurbana, quienes aseguran estar en serios apuros.

Dicho sea de paso, los dirigentes del rubro de los buses han denunciado que el Gobierno les ha dejado desprotegidos y les ha marginado de las iniciativas para socializar los protocolos de retorno a la nueva normalidad del servicio.

Los dueños y conductores de los autobuses tampoco aceptan una reducción drástica en el número de ocupaciones, debido a que sus ingresos sufrirían una caída importante, de tal manera que no podrían cubrir los costos de operación.

En el esquema de la reapertura inteligente de la economía, el servicio de transporte es un eje importante, al mismo tiempo que representa un alto riesgo de contagio del nuevo virus.

Se entiende que la aglomeración en las mismas unidades de transporte y el hacinamiento que suele formarse en las terminales de abordaje de los usuarios, es un medio favorable para la diseminación del nuevo virus.

El tema es complejo. El servicio del transporte es vital para la reactivación de la economía, pero la puesta en circulación de las unidades en forma progresiva dependerá de la responsabilidad con la que se comporte la población y del compromiso de los empresarios, conductores y colaboradores involucrados en la actividad.

En este punto de la línea del tiempo, hay muchas dudas. Los obreros del rubro no son precisamente muy dados a la disciplina en su oficio, ni rigurosos en la observación de las normas y leyes; tampoco respetuosos de los derechos de las personas que viajan con ellos.

Y entre la masa que utiliza el servicio en sus distintas modalidades, no existe una tendencia a ser obedientes, más bien los usuarios son inclinados al tumulto, una circunstancia inconcebible para la finalidad de reducir los contagios por el nuevo virus.

El transporte público siempre ha estado dominado por el caos, el tráfico de licencias de operación, la falta de ordenamiento, una feroz disputa de las diferentes rutas, la ilegalidad y, por si todo esto si no fuera suficiente, la violencia desatada por los extorsionadores.

La reapertura de la actividad no es sencilla. Por eso debe ser objeto de una planificación, pero con el aporte de los principales actores. Hasta ahora, quienes están al frente de la gestión de la emergencia parecen no haber establecido el suficiente flujo de información hacia los transportistas. Sus respuestas a las demandas de este sector han sido demoradas.

Detenido en Honduras.

Detienen a supuesto implicado en la muerte de fisicoculturista en El Progreso

Pruebas rápidas para detectar el covid-19.

“Maiz” y “catracho”, el arsenal contra el covid-19