in

Plataforma: Hay "terrorismo y persecución"; Gobierno denuncia vínculo maras-protestantes

Cada vez se profundizan más las diferencias entre el Gobierno y la Plataforma de Lucha por la Salud y la Educación Pública.

Las acusaciones son recíprocas y más subidas de tono, lo que hace que las posturas se mantengan en su extremo y que no se avizore un acercamiento amplio y franco.

En resumen, se presenta lejana la posibilidad de armonizar posiciones entre el Gobierno, los maestros y los profesionales de la salud que rechazan sentarse a la misma mesa.

La dirigente del Colegio Médico, Ligia Ramos, responsabilizó al Gobierno de haber desatado lo que ella llamó «terrorismo de Estado», a la vez que se preguntó: «¿Cómo vamos a dialogar con el Gobierno bajo estas condiciones?»

Además, Ramos acusó al ministro de Seguridad, Julián Pacheco, de haber amenazado a los protestantes durante una comparecencia en la cual el funcionario aseguró tener conocimiento de quiénes son los culpables de actos violentos.

Como se sabe, Pacheco manifestó enfáticamente: «Ya sabemos quiénes son y quiénes dirigen a los encapuchados que participan en las movilizaciones y en hechos vandálicos».

Los puestos de dirección de la Plataforma revelaron que están en poder de elementos que prueban que los infiltrados en las manifestaciones son enviados por el mismo Gobierno, un extremo que denunciaron y que probarán ante organismos internacionales, según hicieron trascender.

En conversación exclusiva con La Voz de Honduras, el mandatario, Juan Orlando Hernández, dejó traslucir que el Gobierno sacará a luz informes sobre vínculos de mareros y pandilleros con políticos radicales e incluso con dirigentes gremiales.

Líderes de la Iglesia Evangélica han reflexionado que los cambios que Honduras precisa no serán viables mientras prevalezcan los descréditos, las difamaciones y los cuestionamientos.

Y la voz autorizada el cardenal, Oscar Andrés Rodríguez, se ha hecho escuchar en medio del clima conflictivo que ensombrece la actividad de la vida nacional.

El jerarca de la Iglesia Católica lamentó que «el odio» se haya diseminado en Honduras y pidió enérgicamente «saquemos el veneno de nuestros corazones para que prime el amor».

A juicio del cardenal Rodríguez, el diálogo al que se ha llamado a todos los sectores de docentes y de salud enfrenta obstáculos en tanto se mantenga como una aproximación de «sordos y de fanáticos encerrados en su propia ideología».

El llamado de los diferentes grupos es para que se depongan las posturas extremistas y se abra espacio al diálogo, al razonamiento, al debate de ideas y a la edificación de las bases para un «Pacto por Honduras».

Written by Jessica Mass

Más de 40% de la población ocupada son jóvenes entre 12 y 30 años

Diez casos mensuales de cáncer de próstata se registran en Honduras