in

Prevención, el arma efectiva contra el nuevo virus

Uso de mascarillas
El uso de la mascarilla para la protección contra el covid-19 debe ser universal y es una medida obligatoria a partir de este lunes.

Si hay un factor que es crucial para neutralizar el avance agresivo del Covid-19 es el compromiso de la población de abandonar la actitud desafiante y hasta suicida ante la pandemia.

No han calado como deberían los llamados repetidos hasta la saciedad por los médicos, las autoridades y todos los actores que intervienen en la gestión de la contingencia para que la gente no se exponga al contagio por el nuevo virus.

Vastos sectores de la población todavía reaccionan escépticos ante la emergencia. Piensan equivocadamente que el microorganismo que produce serias complicaciones de salud es una invención y que todo es una farsa, o un montaje.

Hay quienes tal vez no conciben la plaga del Covid-19 como una falacia; sin embargo, no tienen el mínimo reparo en admitir que no les importa convertirse en un caso positivo.

En esta franja de la población es donde sale a la luz una disposición de mínima conciencia y total irrespeto, ya que estos semejantes ponen la vida de sus cercanos y la propia a merced de un patógeno altamente transmisible y letal.

¡¿Cómo no entrar en asombro cuando observamos tremenda aglomeración en los mercados, una multitud que sale de sus casas, aun sin estar autorizados para movilizarse?!

Estupefacción nos causa ver un enorme número de personas desaforadas por doquier en las calles o en los centros comerciales, incluso dentro de sus colonias reunidos en actividades sociales y deportivas.

Viene a propósito recordar que estos días han circulado imágenes de empleados que se trasladan en microbuses sin medidas de protección y sin respetar el distanciamiento.

Es muy común divisar a hombres, mujeres y niños hacinados y sin mascarillas, o –en el mejor de los casos- con tapabocas sobre la cabeza, en el cuello o de adorno en las manos.

Los especialistas en virología y estudiosos de temas epidemiológicos, han apelado a la razón colectiva para que la población entienda, de una vez por todas, que es una obligación de todos la puesta en práctica de las providencias necesarias para detener la diseminación del virus.

Ya se nos ha advertido que nos encontramos en el período en que la reproducción de casos del nuevo virus es cada vez más alta en el tiempo, con una presión más fuerte sobre el sistema sanitario.

Las señales son inequívocas: Los hospitales de las principales ciudades del país están al tope de su capacidad y la cifra de pacientes en condición grave y crítica va en ascenso.

No es una simple eventualidad que nuestro país haya sobrepasado la franja de los ocho mil infectados y los tres centenares de fallecidos, con las peores previsiones para los meses de julio y agosto.

En los días precedentes se dio cuenta de un promedio de entre cinco y diez fallecimientos diarios en los principales hospitales del país. Apenas la semana pasada, el número de hospitalizados se incrementó de 657 a 763 y el de los enfermos en unidades de cuidados intensivos tuvo una variación entre 42 y 53 a nivel nacional.

¿Qué pasará cuando se produzca la reactivación total de las actividades sociales y económicas y cuando se registre una oleada de pacientes que precisen ser ingresados en los hospitales? Es cierto que se realizan acciones tendientes a ampliar la atención a los pacientes de Covid-19 en estado grave y crítico, pero no será suficiente. El sistema de salud no tendrá espacio para responder a un escenario que se puede convertir en una “catástrofe”.

La diferencia la debemos marcar quienes actuemos con sensatez, los que adoptemos y pongamos en práctica las medidas para prevenir más contagios por el nuevo virus.

Desde HRN, La Voz de Honduras, apelamos de nuevo a una verdad irrefutable: “Si te cuidas tú, me cuido yo, nos cuidamos todos! La prevención es el arma efectiva contra la pandemia del Covid-19.

honduras suben los casos de coronavirus

En período de reactivación económica: Honduras tendrá más de 187,000 contagios acumulados de covid

Sistema de salud en Honduras.

Reforzar los centros de salud para evitar el desbordamiento de casos de covid-19, sugiere exministro