in

Victoria liquida a Atlético Pinares y regresa a Liga Nacional después de cinco años

Los jugadores y cuerpo técnico del Victoria celebraron y agradecieron la conquista del ascenso.

¡Se terminó la espera! El Victoria jugará en la Liga Nacional a partir del Apertura 2021-22, luego de vencer 3-0 (global 5-0) al Atlético Pinares en el partido de vuelta de la finalísima, disputado el sábado (12.06.2021) en La Ceiba, Atlántida.

La emoción se desbordó en la sede deportiva del club Jaibo. Miles de aficionados, entre abrazos, lágrimas y júbilo, celebraron a lo grande el tan ansiado ascenso del equipo de sus amores.

Merecido logro para una afición que esperó cinco años después de aquel fatídico 1 de mayo de 2016, con la derrota en casa por 0-3 contra el Juticalpa. Un resultado que caló hondo en sus almas y que significó el descenso de un histórico a la segunda división.

Ese episodio amargo terminó. La eufórica celebración de su entrenador, Carlos «Chato» Padilla, portero titular en el único título del club en primera división -temporada 1994-95-, y el emotivo abrazo de un padre a su hijo captado por las cámaras, representó el sentimiento de miles de ceibeños.

En las acciones de juego, el equipo albiazul fue amo y señor en toda la serie. Ganó 2-0 la ida, en la ciudad de Ocotepeque, y el sábado tuvo un segundo tiempo de ensueño, en el que se impuso como una aplanadora.

Lee también: Victoria vence a Atlético Pinares en el partido de ida y se acerca a la Liga Nacional

Los primeros 45 minutos fueron complicados, el equipo del «Chato» no lograba abrir el marcador, pero la historia sería distinta en el complemento.

Al 54, Edwin Álvarez estableció el 1-0 tras un letal contragolpe iniciado por el portero colombiano William Robledo. La tranquilidad llegó y el Victoria se impregnó de confianza.

Ya habían transcurrido 80 minutos de juego y en La Ceiba solo se hablaba de una cosa: El ascenso.

Cuatro minutos más tarde, entre los «olé, olé» de la afición presente, llegó el 2-0. Walter Chávez recibió un pase filtrado de Alexy Vega desde la izquierda y, solo frente al arco, marcó el segundo gol de la tarde.

Dos minutos le restaban al compromiso y los entrenadores de ambos clubes, Padilla y Fernando López (Atlético Pinares), se abrazaban al mismo tiempo que La Ceiba parecía un océano de pasión desbordada.

El 3-0 que hizo estallar a una ciudad. Nuevamente el habilidoso Vega, que parecía un jet en la banda izquierda, envió un centro al delantero Yosimar Maradiaga y éste lo convirtió en el gol definitivo al 90+1.

Así concluyó el partido. Y, a pesar del distanciamiento social requerido por el covid-19, la afición ceibeña no se contuvo e ingresó a celebrar en la cancha el regreso a la máxima categoría tras una espera que duró cinco años y que, por momentos, pareció eterna.

«Esto solo se compara con el título del 95», dijo frente a las cámaras y los micrófonos un aficionado durante las celebraciones.

Te podría interesar: Olimpia, 109 años de historia y grandeza deportiva en Honduras

Written by Luis Escalante

investigadores chinos

Investigadores chinos hallan nuevos coronavirus en murciélagos

Honduras y México empatan 0-0 en amistoso con miras a la Copa Oro 2021